Home

Diario YA


 

EL CARDENAL CARLOS OSORO Y EL PAÍS

Fidel García Martínez Catedrático Lengua Literatura, Doctor Filología Hispánica. El Cardenal Arzobispo de Madrid (ex arzobispo de Oviedo) ha concedido una entrevista  sui generis a El País, diario claramente anticatólico en todas las cuestione morales fundamentales (aborto, eutanasia, matrimonio, familia, y  otras cuestiones teológicas fundamentales). El modelo de la entrevista a la que El País ha sometido  al cardenal está basado en el que sigue la película de Netflix, Los dos Papas.  A muchas de las preguntas capciosas del periodista el cardenal responde con un sí o un no, o con un yo no tengo esa percepción.

El País simula dos Iglesias españolas la progre  que representaría el Cardenal Osoro siguiendo al Papa Francisco y otra la de unos obispos más o menos enemigos  del papa Francisco y seguidores del Nacional Catolicismo. Incluso llega a poner en boca del Papa Francisco algo que nunca realmente ha dicho, la no existencia del Infierno, tal como la entiende el dogma católico, lo que  nunca lo ha dicho el papa Francisco ni por activa ni por pasiva. Quiere insinuar el periodista que el Papa no  viene a España por alguna razón oculta, con lo que el Cardenal no está en absoluto de acuerdo, porque habla con frecuencia con el Papa y está muy bien informado sobre la que pasa. En la cuestión de los abusos a  menores El País ha sido uno de los diarios que más confusión ha creado sobre este tema, a lo que el Cardenal ha respondido sin entrar en mayor detalle, con la verdad, que  sin negar los cosos lamentables, la Iglesia ha pedido muchas veces perdón de ellos y ha elaborado una pastoral rigurosa para prevenirlos, lo que no han hecho muchas instituciones que acusan hipócritamente a la Iglesia  Católica.

De todos es conocida la  animadversión del diario de PRISA  al partido Vox, a quien descalifica de forma recurrente, algo que veladamente hace decir al cardenal con este tópico de los puentes y de inmigración ilegal. De la entrevista y de las repuestas del Cardenal no se puede deducir su pensamiento sobre las cuestiones más importante  que afectan a  la Iglesia con el nuevo gobierno. Lo más llamativo que se saca de la entrevista según el esquema Netflix:   cardenal  progre bueno,  obispos conservadores menos buenos.