Home

Diario YA


 

Gran versión de "El médico de su honra" en el Festival de Teatro Clásico de Peñíscola

Un eclipse total de luna fue testigo anoche de una representación teatral llena de magia, a cargo de la compañía "100piés", magistralmente dirigida por Isidro Rodríguez, en una espléndida adaptación del clásico de Calderón de la Barca "El médico de su honra".

El escenario, el Patio de Armas del Castillo de Peñíscola, que lo está siendo de todo el Festival de Teatro Clásico, que comenzó el 12 de julio y concluirá el próximo viernes, 23 de agosto. Su director, Vicente Pastor, en declaraciones a DiarioYa.es, explicaba antes de la representación de la obra que "las compañias de teatro clásico españolas no tienen nada que envidiar a las de otros países europeos". Este Festival, que este año llega a su undécima edición, se ha convertido ya en uno de los más importantes de España en su género, y prácticamente todas las compañías han pasado por él desde 1997.

La versión que ha hecho Mauro Armiño al clásico de Calderón de la Barca aúna dramatismo, lirismo y frescura, en una combinación de elementos escénicos y musicales que llega a ser conmovedora. Sobresalientes actuaciones de Enrique Garcés, en el papel de Don Gutiérre, y de Susana Suceda en el de Doña Mencía, y muy notables también las del resto de actores, así como las de la bailaora Lola Maya (representando a la Muerte), el guitarrista Melchor Chico de Mairena y el percusionista flamenco Juan Antonio Suárez.

Pocos temas tan actuales como el que toca esta obra, en el que la figura de la mujer se ve empequeñecida por la tiranía y la locura de los celos, y en el que ni siquiera el humillante final de la muerte inocente asegura que los culpables hayan aprendido la lección.

El Festival de Teatro Clásico, que este año cuenta con 108.000 euros de presupuesto y que está organizado por la Diputación de Castellón, ha estrenado también durante el mes de julio otras obras importantes, como "Mucho Ruido y Pocas Nueces", de William Shakespeare, o "Los locos de Valencia", de Lope de Vega.

Etiquetas:teatro