Home

Diario YA


 

No aceptan convertirse en la Abogacía de Pedro Sánchez y retrasan la investidura

La dignidad de la Abogacía del Estado

Luis Losada Pescador
“¿La Fiscalía de quién depende?, ¿del gobierno, no? Pues ya está”. Así se manifestaba hace unas semanas Pedro Sánchez evidenciando su forma de entender la democracia. ‘Si soy el presidente, puedo hacer lo que me de la gana’. ¿Qué la Fiscalía es autónoma? Mala suerte para la autonomía. ¿Qué estoy sujeto al imperio de la ley? Abandonemos el 0imperio’ que suena arcaico….
Bajo esta filosofía se debía de pensar que la Abogacía del Estado que depende del gobierno haría lo que el gobierno le pidiera. Lo que no pensó es que la Abogacía del Estado es la Abogacía del Estado, no de Pedro Sánchez y que como él, también está sometida al imperio dela Ley. Se llama democracia, institucionalidad, progreso.
El insomne cambia colchones pretendía que la Abogacía redactara un informe en el que diera por buenas las pretensiones de ERC a la luz de la sentencia de Luxemburgo. A saber: inmunidad para Junqueras y nulidad del juicio del procés. O sea, si me lo permiten, ‘puta y poniendo la cama’. Y eso ya era mucho.
Así que se planta. Como mucho, aceptarán beneficios penitenciarios. Al menos hasta el 2 de enero, plazo máximo fijado por el Supremo. Pedro Sánchez se tendrá que tomar las uvas de interino a pesar de haber tomado a pensionistas, funcionarios y trabajadores de salario mínimo de rehenes: sin gobierno, no hay subida.
Por si fuera poco, el escenario se complica un poco más porque Tora podría ser apartado de su cargo si la Junta Electoral Central admite la reclamación del PP. En tal caso, Puigdemont pedirá al vicepresidente, Pere Aragonés (ERC) que también renuncie para que JxC siga controlando la Generalitat. Y aquí está la clave: los secesionistas sueñan con la independencia pero aspiran al control de la Generalitat a corto plazo.
Si ERC facilita el gobierno a bajo precio -real o percibido- JxC convocará elecciones catalanas con ese argumento. Pero si Torra es apartado, ERC podría controlar la Generalitat de carambola y gestionar con calma el próximo proceso electoral desde su gobierno autonómico.
Y como todo este ajedrez es todavía una incógnita a varias bandas, Sánchez prefiere guardar silencio. Rajoy comparecía en un lamentable plasma. Pero Sánchez directamente no comparece. ¿Transparencia?, ¿para qué? Adiós a la tradición de que los presidentes hagan balance del año en la rueda de prensa del último consejo de ministros de diciembre. ¿Qué España quiere saber qué piensa su presidente del plante de la Abogacía del Estado? Que se aguante.
¿Qué España quiere saber si el gobierno se siente cómodo o incómodo con la eventual actuación de la Junta Electoral Central? Mala suerte. ¿Que la opinión pública -inquieta ante la interinidad- quiere saber si el gobierno se plantea otras alternativas de investidura? ¡Pobre opinión pública!
Si el presidente se cree todopoderoso con la Fiscalía o la Abogacía del Estado, ¿qué creen que piensa de la ‘estúpida’ opinión pública?
El anzuelo del pescador
La manipulación tiene castigo. Los informativos de RTVE caen a su máximo histórico de audiencia desde que el Ente es dirigido por Rosa María Mateo. La manipulación nos cuesta un ojo de la cara a los españoles, pero al menos evidenciamos que no somos más tontos que lo estrictamente necesario…
Francia, parada. La huelga de transportista consigue el triste record de ser la más larga de la historia. Francia -y Europa en general- se suicidan lentamente y en silencio mientras los BRICS empiezan a no ser emergentes y EEUU nos adelanta por la derecha.
Continua la fuga de empresas de Cataluña. El drenaje continúa mientras continúe la incertidumbre. Un grave daño para el empleo y el bienestar. ¿Aspiran a la independencia del mendigo del banco que no tiene que rendir cuentas ante nadie?
Nuevos recortes en banca. El gobernador del Banco de España reclama recortes del 20% en el sector para poder afrontar la transformación digital. Nueva oleada de despidos a la vista