Home

Diario YA


 

La mejor forma de reformar una oficina

A la hora de reformar una oficina, es importante que realicemos un completo estudio que nos permita tomar decisiones que apunten a una mejora tanto estética como funcional sustancial, pero evitando los sobrecostes y gastos que se suelen ir asociados a la reforma de oficinas en Madrid, para lo cual vamos a utilizar un recurso muy interesante que no es ni más ni menos que la mampara.

Qué tipos de mampara puedo utilizar para reformar una oficina
Colocar mamparas para reformar una oficina es sin duda un acierto, ya que nos ofrece multitud de ventajas que analizaremos a continuación, pero antes vamos a conocer los diferentes tipos de mamparas de oficina que podemos utilizar para hacernos una idea más clara de las diferentes alternativas que tenemos a nuestra disposición.
Las mamparas ciegas: esta es una alternativa muy interesante sobre todo cuando buscamos repartir el espacio disponible garantizando al máximo la privacidad.
Mamparas transparentes: por otra parte, tenemos esta otra opción que también ofrece interesantes ventajas como mayor sensación de espacio, mejor iluminación de toda la oficina, posibilidad de ver al equipo que trabaja en las diferentes secciones, etc.
Mamparas mixtas: se trata de una combinación entre ciegas y transparentes, con lo cual obtenemos ventajas de ambos sistemas.
Biombos: alternativamente también tenemos los biombos, los cuales pueden ser transparentes o ciegos, y pueden tener altura variable incluso hasta el techo. En este caso, hablamos de mamparas de separación, que si bien es cierto no crean espacios cerrados, mejoran la privacidad y comodidad en los diferentes puestos de trabajo.
Todas estas alternativas son cada vez más utilizadas en todo tipo de oficinas, despachos, talleres, naves, bajos comerciales y en general, cualquier tipo de edificación o construcción en la que se busca un rendimiento alto y una perfecta combinación de comodidad, eficiencia y estética de cara al cliente.

Las ventajas de las mamparas al realizar reformas
Decíamos antes que optar por instalar mamparas en la oficina nos aporta multitud de ventajas, de las cuales vamos a destacar las principales:
-Permite colocar tabiquería que puede ser modificada fácilmente de cara al futuro.
-Es un sistema muy limpio y que apenas requiere obra para su colocación.
-Se instala en un plazo mínimo de tiempo, sin apenas interrumpir el trabajo en la oficina.
-Resulta mucho más económico que poner paredes de obra o pladur.
-Evitaremos polvo, ruidos y molestias habituales en las obras de albañilería.
-No molestaremos a los vecinos durante la instalación.
-Se limpian fácilmente.
-Si se cuidan bien, duran en perfectas condiciones durante muchos años.
-Ayuda a aislar acústicamente espacios o zonas específicas.
-Tienen una capacidad de adaptación al espacio sorprendente.
-Permite combinar entre los diferentes modelos para crear espacios muy específicos.
-Dan un toque elegante y moderno a la oficina.
-Es un sistema que permite aprovechar mucho mejor la iluminación, especialmente la luz natural.
-Es una solución más económica que otras alternativas de tabiquería.
-Se utilizan materiales que se pueden reciclar, reduciendo así el impacto en el medio ambiente.

Pero es importante entender que, para poder disfrutar de todas estas ventajas, es esencial que nos aseguremos que estamos instalando mamparas de calidad, ya que esto garantizará la máxima durabilidad, aislamiento, estética y eficiencia posible.
Las mamparas son sin duda un recurso fantástico a la hora de reformar una oficina, ya que ofrecen un extra adicional de confort y ventajas, con la particularidad de que reduciremos de forma sustancial el presupuesto para realizar todos los cambios que tengamos proyectados.