Home

Diario YA


 

Los beneficios de una dieta basada en plantas

Una alimentación basada en plantas es aquella abundante en frutas, vegetales, granos, frutos secos, semillas y cereales integrales, en lugar de los alimentos de origen animal y procesado. Aunque muchas personas creen que este tipo de dieta es muy difícil de seguir, no se imaginan todos los beneficios que incluye para la salud, el medio ambiente y el ecosistema.
Éstos son ricos en vitaminas, minerales, calorías, proteínas, grasas buenas y mucho más. Es por eso que pueden sustituir sin problema los alimentos de origen animal. Existen muchos mitos, como por ejemplo el que solo los productos de origen animal contienen proteínas, o que la leche es la mejor fuente de calcio, pero es muy fácil romperlos con solo unos ejemplos:
Una porción de 100 gramos de cacahuates o maní contiene alrededor de 25 gramos de proteína; el ajonjolí contiene hasta 10 veces más calcio que la leche de vaca; 100 gramos de banana contiene 23 gramos de carbohidratos; 100 gramos de aguacate contiene 15 gramos de grasas mayormente monoinsaturadas.

¡La naturaleza lo tiene todo!

De hecho, la información nutricional de los alimentos basados en plantas son muy accesibles y se puede encontrar con facilidad realizando búsquedas en Google o siguiendo blogs especializados como Amazonical, donde podrás conocer información detallada de cada alimento; sus propiedades, beneficios y qué puede aportar para mejorar tu salud y calidad de vida.
Sin embargo, este cambio de alimentación puede ser un verdadero reto, y por eso recomendamos que sea progresivo y no estricto para que realmente se sienta como una transición y no como un sacrificio.
Si quieres saber por qué cada vez más personas están cambiando a una dieta de este tipo, en esta oportunidad te mostraremos por qué tu cuerpo agradecerá que sigas una alimentación basada en plantas o que la mayoría de tus alimentos diarios lo sean.

Previene los ataques cardíacos
Los ataques al corazón son la primera causa de muerte a nivel mundial, mientras que una alimentación a base de plantas es baja en grasas saturadas, rica en carbohidratos complejos y proteína. Esta combinación permite mejorar la salud cardiovascular a nivel general, estabilizando los niveles de presión arterial y disminuyendo el colesterol en la sangre.

Previene enfermedades degenerativas
Una dieta basada en vegetales está llena de compuestos antioxidantes que protegen a nuestro cuerpo de los radicales libres a los que nos exponemos con el estrés y la contaminación del ambiente.
Esto ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de nuestras células y a protegernos de enfermedades degenerativas o crónicas como el cáncer, la diabetes, Alzheimer, hipertensión, artritis reumatoide, Parkinson, úlceras e infecciones vaginales.
De hecho, el consumo de carnes, pescado, lácteos y huevo nos expone a componentes químicos como antibióticos, mercurio, metales pesados y sustancias carcinógenas que surgen cuando cocinamos la carne a altas temperaturas.

Controla tu peso de forma eficiente
Mucha gente cree que las personas que siguen una dieta a base de plantas no están recibiendo ciertas proteínas esenciales para mantener una buena salud. Sin embargo, los veganos consumen más nutrientes que la media de las personas y mantienen un peso estable.  Tan solo existen dos vitaminas que no podemos encontrar en una dieta basada en plantas; la vitamina D que proviene del sol y la vitamina B12 que proviene de micro bacterias terrestres y debes ingerir como suplemento.
Además, los alimentos vegetales contienen mucha fibra y carbohidratos saludables. Esto se traduce en calorías que consumes eficientemente a lo largo del día, haciendo que te sientas realmente saciado cuando comes. De esta forma podrás eliminar la ansiedad de comer alimentos procesados entre comidas que producen aumentos de peso no deseados.

Ahorro para tu bolsillo
Podrá parecer que los alimentos orgánicos o naturales suelen ser más caros que los procesados, pero realmente no es así. Con el dinero que inviertes en una dieta basada en plantas puedes elaborar platos versátiles que te durarán varios días. Sin embargo, cuando compras comida en un restaurante lo único que ahorras es el tiempo de preparación.
Si aprendes a conservar tus preparaciones y optas por comprar aquellas frutas y verduras en estación, realmente puedes ahorrar bastante con una dieta basada en plantas. Además, no podemos dejar de mencionar el dinero que ahorrarás en consultas médicas y tratamientos por todas las enfermedades que podrás evitar si alimentas tu cuerpo con productos orgánicos llenos de nutrientes, vitaminas y minerales.

Reduce el impacto ambiental
Seguir una dieta basada en plantas le resta mercado a las grandes industrias, ayudando de forma indirecta a reducir la emisión de gases de efecto invernadero y gas metano, relacionados con la producción de carne. Además, contribuyes a la reducción del uso desmedido de recursos como el agua y la tierra.
Muchas personas no saben que se utilizan 2400 galones de agua para producir al menos 500 gr de carne y se desforestan terrenos del tamaño de 7 canchas de fútbol para producir granos que luego alimentarán el ganado.