Home

Diario YA


 

Qué es la movilidad sostenible

En poco años, el modo en el que nos desplazamos tanto para cortas como para largas distancias ha evolucionado de forma considerable, y en la actualidad, la movilidad sostenible se ha convertido en una prioridad, no sólo para los fabricantes, sino también para la mayor parte de clientes que buscan vehículos que sean más económicos, ecológicos y que permitan dar el salto tecnológico que tanto hemos estado esperando.

La movilidad sostenible ha llegado para quedarse
Está claro que viendo la tendencia en la sociedad actual, lo que prima ahora son medios de transporte que ayuden a disfrutar de un entorno mucho más sostenible, lo cual aporta innumerables ventajas.
Pero, ¿qué es exactamente la movilidad sostenible?
Para que nos hagamos una idea, se trata del fomento de sistemas y modelos de transporte que rompan con el esquema tradicional y que supongan un aporte positivo tanto a los problemas sociales y de movilidad, como a los medioambientales.
Vivimos en un mundo en constante cambio, pero nuestra evolución es un problema para el medio que nos rodea.
De esta manera, si optamos por un medio de transporte sostenible como por ejemplo el mejor patinete eléctrico que podemos encontrar en este sitio, prácticamente y sin darnos cuenta, estaremos consiguiendo una mejora muy sustancial en nuestras vidas y en la de los que vienen detrás de nosotros.
En definitiva, el objetivo de la movilidad sostenible se basa en estas premisas:
-Aumentar la accesibilidad a todos los ciudadanos.
-Mejorar nuestra calidad de vida.
-Minimizar el impacto a nivel de salud, reduciendo enfermedades.
-Optar por un sistema de transporte que ofrezca la máxima eficiencia.
-Reducir la contaminación.
-Siempre optar por sistemas que ofrezcan un desplazamiento más seguro.

Ventajas de la movilidad sostenible
Como podemos ver, son muchos los conceptos que vamos a tener en cuenta al estudiar un medio de transporte que sea eficiente.
Cabe destacar que, dentro del concepto de movilidad sostenible, no sólo vamos a encontrar la posibilidad de elegir, por nuestra cuenta, un medio de transporte que abogue por las premisas analizadas anteriormente, sino que también comprende una serie de cambios y exigencias que responsabilizan a los diferentes países y que les llevan a promover un trazado más adaptado al modo en que nos movemos a día de hoy, fomentar la utilización de medios de transporte ecológico, facilitar el acceso a ellos a todos los ciudadanos, fomentar el uso compartido de medios de transporte y un largo etcétera.

En cuanto a las ventajas de estas inversiones y concienciación, podemos destacar:
-Un entorno más limpio.
-Menos enfermedades.
-Ayudamos a la naturaleza en su renovación.
-Aumenta la seguridad en el transporte.
-Reducimos el consumo de combustibles fósiles.
-Son sistemas más económicos y, por tanto, más accesibles.
-Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.
-Ciudades mucho más limpias y sin restricciones a la movilidad.                                                    -Reducción de explotaciones que pueden resultar peligrosas para las personas, la flora y la fauna.

En definitiva, se trata de la mejor forma de comenzar a cambiar nuestro futuro, asegurándonos que, a la vez que obtenemos ventajas a nivel de salud, también nos lo agradecerá nuestro bolsillo y por supuesto las generaciones venideras.