Home

Diario YA


 

HILANDO FINO: las palabras de un idioma pueden cambiar de sentido con el transcurso del tiempo

Manuel Parra Celaya.  Es sabido que las palabras de un idioma pueden cambiar de sentido con el transcurso del tiempo; un término puede dejar de representar un concepto y adquirir una significación distinta, cuando no opuesta, a la original. En ocasiones, esto origina que una palabra llegue a ser polivalente, según las ideas previas, el contexto o la intención de quien la emplea.

La Iglesia Católica en Kazajstán

José Luis Orella. La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos muestra el gran ambiente de tolerancia religiosa existente en Kazajstán, donde católicos, ortodoxos y protestantes se ayudan  mutuamente junto a la mayoría de la población islámica sunní. Kazajstán es un país de 18 millones de habitantes. El 70 % de la población es musulmana, debido al aumento de la población kazaja y de las minorías uigures y otras. En general son tolerantes con las demás religiones, aunque se vigila el contagio radical que pueda provenir de estudiantes radicalizados en universidades árabes o turcas, como sucedió con el vecino Uzbekistán.

El coronavirus de ERC

Luis Losada Pescador. Es la mayor emergencia de la historia, dice la OMS. Eso sí, no veta ni el comercio ni los viajes. Se trata de un virus muy peligroso, enormemente dañino y contagioso. Recorta dos décimas el crecimiento global, pero las autoridades mundiales se limitan a advertir. Nos referimos a ERC. Su virus es letal para la unidad nacional. Es tan contagioso que en Valencia y Baleares se suman al “España nos roba”. Hasta Feijóo ha hecho de Galicia una comunidad identitaria.Lo de las dos décimas es un juego comparado con el desangre que ha supuesto la salida de empresas de Cataluña. La Quebec española ha perdido el tren de la vanguardia en favor de Madrid. La capital atrae inversión, empleo y población al mismo ritmo que el virus ERC se extiende.

El Brexit de los unicornios y la soberanía ya está aquí…bueno, llegando

David Casarejos. Presidente del Consejo de Residentes del norte de Reino Unido
Consejero por Reino Unido en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

Ya estamos en el punto de no retorno en la salida de Reino Unido de la Unión Europea.
Los líderes de la Unión Europea, Ursula von der Leyen y Charles Michel firmaban la semana pasada el documento que entró en vigor el viernes 31 de enero. Parece que esta vez, no querían cambios de planes y decidían firmar prontito, para ir finiquitando un problema que se ha extendido por demasiado tiempo. Esta firma no hace más que abrirnos otro periodo de cambios de plazos, victimismo aderezado por arrogancia (“pierden más ellos” dicen aun algunos británicos) y seguir ampliando la agonía en este limbo para los ciudadanos europeos.

¡A otro con este hueso!, señor Tezanos. ¿España o Pinocholandia?

Miguel Massanet Bosch. El grado de irresponsabilidad, sectarismo, desvergüenza y cinismo de algunos miembros afines al socialismo en España, está llegando a extremos rayanos con lo que se podría calificar como la gran tomadura de pelo a los ciudadanos españoles, a los que los actuales gobernantes están sometiendo a una presión constante, una tensión que quieren mantener para evitar que las carencias que yacen bajo la apariencia de que dominan la situación, los errores de bulto que están cometiendo en su gestión, lleguen a poner en entredicho su programa de gobierno, si es que, de verdad, en alguna ocasión lo tuvieron

“El resto de España es tan culpable como Cataluña del separatismo”, Pérez Reverte.

El comunismo y separatismo catalán, sosteniendo el gobierno de Sánchez

Miguel Massanet Bosch. Ya tienen lo que han estado buscando desde que llegaron a España de la mano y subvencionados por el gran sátrapa de Venezuela, señor Maduro. Ni en el mejor de sus sueños el señor Pablo Iglesias, de los Iglesias de siempre, hubiera llegado a imaginar que La Vanguardia el periódico del soberanismo catalán, le iba a dedicar un espacio tan grande y un título tan llamativo en la portada de este domingo.

YO TAMBIÉN TUVE ABUELO

Manuel Parra Celaya. He desdeñado rotundamente la idea de escribir esta semana sobre las fijaciones sexuales de personas elevadas a cargos públicos por dos motivos; el primero es que rechazo los temas sórdidos, aunque la situación actual dé pábulo para ello; el segundo, para no convertir estas líneas en una latosa explicación freudiana de manual. De forma que dejo a los lectores con las informaciones que ya tienen sobre el asunto y lo resumo en una frase antológica: nos ha llegado la democracia al bajovientre, que no sé si procede del acervo de Rafael García Serrano o de Arturo Pérez-Reverte, pues a veces los confundo por sus estupendos estilos desgarrados y por la oportunidad de sus denuncias.

“No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura". George Orwell.

Calvo y Sánchez rivalizando sobre quien confunde más al ciudadano

Miguel Massanet Bosch. Cuando un político o política, tanto da, piensa que está en condiciones de engañar a sus votantes cuantas veces le venga en gana, es posible que esté equivocado respeto a la condición humana. Pero cuando un gobierno se reparte la tarea de adulterar la verdad en provecho de sus intereses particulares o partidarios y convierte esta práctica en algo usual, cotidiano, reiterativo, machacón y enojoso; confiando en que, con este método, va a conseguir que sus votantes vayan tragando sapos.

una opinión personal y profesional

Lo sucedido en la planta química de Tarragona, en relación al artículo publicado por La Vanguardia

David Lorenzo López Sanz. Ingeniero de caminos, canales y puertos (UPM). Máster en Dirección Aseguradora (ICEA-UPSA). Tras analizar el artículo publicado en La Vanguardia por el periodista Lalo Agustina, con fecha 16 de enero, y tras comprobar que se han hecho eco del mismo algunos medios especialistas en el sector seguros, es necesario aclarar que lo vertido en el mismo carece de rigor y de criterio, siendo dudosas las fuentes consultadas. Lo expuesto, además, siembra dudas sobre la profesionalidad de los equipos de la mediación, las compañías aseguradoras y reaseguradoras. En primer lugar, Iqoxe es una industria química, no petroquímica. Las petroquímicas procesan y transforman el crudo y sus gases asociados, hasta convertirlos en productos o materias primas.

PIN PARENTAL: EL FANTASMA EDUCATIVO QUE RECORRE ESPAÑA

Fidel García Martínez. La educación española está revuelta por el conocido como PIN  EDUCATIVO, una forma de identificación personal. Por el PIN los padres solicitan a los dirigentes de los centros educativos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual que tenga en cuenta el artículo 27.3 de la Constitución Española y en los derechos que asiste a los padres como máximos responsables de la educación moral y religiosa de sus hijos.