Home

Diario YA


 

Absurdo y contraproducente

El acuerdo de Sánchez-Iglesias con Otegui divide al gobierno y al PSOE y dinamita el diálogo social

Luis Losada Pescador. Cuando creías que no se puede gobernar peor aparece Sánchez con un conejo bajo su chistera. La última es acordar con Otegui una siguiente prórroga del estado de alarma a cambio de derogar íntegramente la reforma laboral del PP. Lo hizo el mismo día que Ciudadanos le regalaba un flotador avalando su prórroga. Una tradición, una más, a los naranjitos que a pesar de que ‘les mean, dicen que llueve’… Es increíble la capacidad de suicidio de algunos.

“Nadie es capaz de hacerle frente a un trabajo si no se siente competente; sin embargo, muchos piensan que son capaces de controlar el más difícil de los trabajos: el gobierno” Sócrates

¿Se arrepiente Sánchez de haber asumido la responsabilidad de gobernar?

Miguel Massanet Bosch.
Muchos nos tememos que a estas alturas de la legislatura, inmersos en plena crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus y entrando en lo que se podría calificar como una situación ruinosa en el aspecto económico y social, debida a las consecuencias colaterales de la epidemia que nos viene azotando desde hace unos meses; la euforia con la que el señor Pedro Sánchez, después del encaje de bolillos que tuvo que hacer para conseguir la investidura como presidente del gobierno, debe haberse transformado en angustia, preocupación, arrepentimiento y desolación.

“Le tengo miedo a los idiotas porque son muchos y pueden elegir a un presidente” Facundo Cabral.

Sánchez no podrá acabar con España, aunque lo intentará

Miguel Massanet. Sin duda nos hallamos ante una situación que nunca pensamos que estaríamos viviendo pero que, por duro que nos pueda parecer, no podemos evitar que España haya caído en este cepo que hace tiempo que nos ha estado preparando el señor Pedro Sánchez y todos aquellos que le bailan el agua, esperando sacar rédito de este viraje de los socialistas hacia la extrema izquierda, que sólo está pendiente de que se acabe de rematar cuando termine esta representación perfectamente estudiada, ideada por los separatistas del señor Junqueras y los socialistas, con la inestimable colaboración del señor Iceta, un perfecto émulo de la Celestina en cuanto se trata de preparar matrimonios contra natura, sin importarle nada que, con ello, ponga en cuestión la unidad de la nación española.

y pablo iglesias de vicepresidente

Alea jacta est

Pues sí... la suerte está echada. Ahora si, se empiezan a notar las consecuencias de la decisión de Mariano Rajoy de no dimitir. El acuerdo entre solialistas y podemitas puede tener consecuencias funestas para la economía, y para España en general. Si bien antes tendrán que conseguir gobernar.

“La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.” Louis Dumur, periodista.

Pedro Sánchez, el “cuitado”, víctima del desamor de la oposición

Miguel Massanet Bosch. Si a alguien se le hubiera dicho que un partido, con un resultado electoral como el que consiguió el PSOE en las elecciones del mes de Abril pasado, con 123 escaños y toda la izquierda de su parte, acabaría el plazo para conseguir ser investido de la manera como ha sucedido; con el candidato de los socialistas, señor Pedro Sánchez, sin disponer de los apoyos necesarios para ser investido, que le permitieran acudir a las consultas del Rey como candidato incuestionable a ser elegido como presidente del Gobierno español; con toda seguridad que no se lo hubiera creído. Pues eso, precisamente, es lo que parece, si no hay un milagro de última hora que lo impida, algo poco probable, si el día 23 de este mes de septiembre, el Rey no designa un candidato y, en consecuencia, el único recurso posible será ir a unas nuevas elecciones (creemos que las cuartas en cuatro años), con cuya celebración parece que batimos el record Guines de frecuencia de acudir a las urnas en busca de un gobierno, por encima del resto de las naciones europeas.

La primera manifestación online contra Sánchez alcanza el medio millón de personas

Casi medio millón de personas se juntaron por internet a las 19.oo horas en la priemra manifestación de la historia online. Una protesta exitosa que ha pedido la dimisión del gobierno tras la pandemia y que simplemente fue convocada principalmente por wasap.

“Tal vez sea la propia simplicidad del asunto lo que nos conduce al error”. Edgar Allan Poe

Dos gobiernos por el precio de uno: La democracia agoniza

Miguel Massanet Bosch.  Sin duda alguna el señor Pedro Sánchez, del PSOE, se ha salido con la suya, por poco es verdad, pero lo suficiente para que España hay entrado en una segunda reedición de aquel Frente Popular, propugnado y subvencionado por la URSS en aquellos, ya lejanos tiempos de los años treinta, del siglo pasado. Nada, no obstante, que no se viera venir y sólo la creencia en un milagro que, por supuesto, no se ha producido, alentaba las esperanzas de algunos de aquellos españoles, de la vieja guardia, que no se resignaban a dejarse llevar por el desánimo y el fatalismo de lo que se presentaba como un resultado inevitable

es curioso el retorcimiento de la pregunta sometida a parecer de los fieles

MAYORÍAS ABRUMADORAS: cara a la galería, el 94% de los socialistas dicen estar de acuerdo

Manuel Parra Celaya.  Las bases han hablado; bueno, una parte de las bases, porque, en lo que respecta al PSOE al pedir opinión a sus militantes sobre el acuerdo con Podemos, participó un 70 % de los llamados a consulta; y, en la consulta de ERC a sus afiliados, fue solo un 63 % el que se dignó a responder. Una buena pregunta sería cómo debe entenderse el silencio de esos 30 y 37 %, respectivamente: ¿desacuerdo completo con el planteamiento?, ¿desinterés por lo preguntado?, ¿desconfianza en los constructores del relato?

La mentira nunca vive hasta llegar a vieja. (Sócrates)

El peligro del lenguaje. Sánchez comete un error

Miguel Massanet Bosch. No siempre se puede estar inspirado ni tampoco alertado ante la posibilidad inconsciente de cometer una equivocación. Seguramente en estos momentos el señor Pedro Sánchez, el actual presidente en funciones y líder del PSOE, se debe de estar arrepintiendo de haber cometido una de sus pocas licencias verbales. Él que, precisamente, se viene caracterizando por prodigarse poco en manifestaciones públicas, declaraciones a periodistas o comparecencias en Cortes, sabedor que en el cara a cara es donde tiene mucho que perder y poco que ganar, seguramente pensando que pasaría inadvertida, se metió en un berenjenal del que difícilmente  se va a librar durante la campaña que le espera, si hay elecciones.

Ahora deberemos estar atentos a los dispuesto en el Artº 99 de la Constitución española

Investidura fracasada: Vergonzoso espectáculo del desaguisado de las izquierdas

Miguel Massanet Bosch. Gabriel Rufián patético y lacrimógeno en su intento, de hacer de árbitro entre PSOE y Podemos. Una batalla de despropósitos, con el PP y Ciudadanos como espectadores de primera fila viendo como los partidos de izquierdas se reprochaban, los unos a los otros, el fracaso de una investidura que solamente ellos mismos tenían la posibilidad de conseguir que fracasara, en una votación en la que tenían la mayoría.