Principal

Diario YA


 

No son contrapuestas, por supuesto, la gaita y la lira, siempre que la segunda no pretenda ahogar a la primera

LOS SONES INAUDIBLES DE LA LIRA

Manuel Parra Celaya. Todos los medios afines a la derecha se felicitan de forma apasionada, quizás no tanto por la revalidación de la mayoría absoluta del PP en los comicios gallegos como por la debacle del PSOE. Este entusiasmo es compartido, en mucha medida por todo el antisanchismo nacional, entresacando, incluso, más que apresuradas conclusiones sobre el efecto que podrán tener estos resultados a otra escala. No dejan de ser lógicos estos sentimientos, siempre que se tengan en cuenta los angostos y alicortos parámetros en que se mueve la política española.

análisis faes

Marlaska: tan lejos de Ermua, tan cerca de Estocolmo

Fernando Grande-Marlaska, en el Senado, ha reclamado a Marimar Blanco que “vuelva” al Espíritu de Ermua y al Pacto de Ajuria-Enea. La réplica de Marlaska quería contestar a la interpelación de la senadora Blanco, sobre el acuerdo de investidura con Bildu y su contraprestación penitenciaria en materia de presos etarras. Falsea un informe policial y lo utiliza para ocultar la coacción sufrida por cuadros del partido Ciudadanos en la marcha del Día del Orgullo. Nombra una directora de la Guardia Civil, de quien luego trascendió un caso de corrupción familiar. Cesa al encargado de riesgos laborales de la Policía Nacional, cuando este pidió antes de la pandemia aumentar las reservas de mascarillas y guantes para el cuerpo. Destituye al coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos por negarse a facilitar información bajo secreto sumarial. Ordena al general Santiago que vigile y recopile información de noticias y redes sociales críticas con el Gobierno durante el estado de alarma.

análisis de faes del resultado electoral

FAES considera que Galicia será la tumba del sanchismo

Lo han intentado todo. En la campaña de estas elecciones gallegas la concertación gobernante de socialistas, radicales de izquierda e independentistas ha agotado el repertorio: insidias, intoxicación demoscópica, manipulación mediática, promesas electorales con cargo al presupuesto nacional… hemos visto desplegar el catálogo entero, pellets incluidos. La maquinaria socialista al completo, desde el CIS hasta Rodríguez Zapatero, ha funcionado a pleno rendimiento al servicio no del candidato Besteiro, sino del BNG y del personalísimo interés de Sánchez. Sumar también ha desembarcado con su equipo de gala.  El propósito era contribuir al éxito electoral del Bloque con la esperanza de presentar la eventual derrota popular como una desautorización al liderazgo de Feijóo que desestabilizara al PP, asumiendo sin titubeos la contrapartida de un nuevo frente de ruptura constitucional en Galicia.

Los populares esgrimen que el voto a Vox es un voto a la izquierda; los de Vox responden que en varias circunbscripciones el último escaño lo debaten entre Vox y el BNGa

La guerra del voto útil

Luis Losada Pescador. En la recta final de las gallegas, la guerra se centra en el voto útil. Los socialistas lo tienen tan claro que en varias provincias están apoyando la candidatura del BNGa, que tiene más opciones. Cuestión de bloques. Prefieren ser teloneros que ausentes. Feijóo denuncia que el PSOE prefiere destruir su partido a que gobierne el PP en Galicia. Y en el resto de España, cabría añadir. Pero en el otro ‘bloque’ el entendimiento es mucho menos pacífico. El candidato del PP, Alfonso Rueda, dice que la izquierda se felicitará de cada voto a Vox. Y ya advierten que si el PP pierde la Xunta, el responsable será Abascal. Si no sales a ganar… es probable que no ganes.

Sahara, Palestina, Marruecos, Ucrania

El II Gobierno Frankenstein y sus campañas solidarias

Manuel Parra Celaya. Recuerdo que no hace tanto tiempo en que veíamos en nuestras ciudades pintadas solidarias en las paredes y convocatorias a conferencias, charlas informativas y coloquios a favor del Sahara y del Frente Polisario y en contra de los afanes anexionistas de Marruecos; bastó que el presidente Sánchez, sin comunicar ni siquiera al Rey su decisión (que algunos dicen producto de un chantaje) de virar radicalmente de simpatías y la posición de su gobierno en el conflicto, para que todos los actos y letreros callejeros desaparecieran como por ensalmo. Es decir, esa izquierda montaraz y reivindicativa de la independencia de un territorio y amiga de los saharauis abandonó sus campañas y prédicas en claro seguidismo de sus líderes y patrones; allá se las compusieran quienes malvivían en los campamentos de Tinduf o quienes guerreaban abiertamente para reclamar su independencia de la injerencia alauita.

Logró facturar 51 millones en 9 contratos y 4 meses; ¿La Gürtel del PSOE?

Ábalos y Sánchez, con el carrito del helado

Luis Losada Pescador. Obscena y sórdida. Así es la trama Koldo, un personaje agresivo que se permitió amenazar incluso al también socialista alcalde de León: “me quedan tres años para joderte”. Este es el personaje. Y el estilo. O la falta de él… Como los malos toreros actaron con prisa. Facturaron 51 millones en 9 contratos y 4 meses. Como decía Solchaga, “España es el país en el que uno puede hacerse rico más rápidamente”. Compraban las mascarillas a más de 3€ la unidad. ¡Tres euros por mascarilla! Obsceno. La Audiencia de Cuentas de Canarias advirtió del pufo de 9,7 millones de euros. Pero el entonces presidente y hoy ministro Torres prefirió ocultar el informe. ‘Business’ as usual.

Lo que la prensa nacional dijo del legionario Francisco Franco de 1921 a 1925

Francisco Torres García. Historiador. Catedrático de Secundaria. Situándonos en el tiempo, cabría preguntarse sobre la imagen que los medios de comunicación, fundamentalmente la prensa, transmitieron a los españoles de los años veinte sobre Francisco Franco. Lo hicieron con una notoria unanimidad, con clara ausencia de negatividad, y eso que entre los cronistas de guerra en 1921 figuraba el dirigente socialista Indalecio Prieto, quien no regateó en sus escritos elogios al Tercio. En la primavera de 1936, en no pocas pantallas españolas, se exhibía una película francesa, quizás la mejor de Julien Duvivier, que se abría con una dedicatoria al general Franco, La bandera.

LA URGENCIA DE UN REARME MORAL

Manuel Parra Celaya. A una inmensa mayoría de la sociedad española le ha impactado el asesinato (no incidente ni sencillo fallecimiento) de dos guardias civiles arrollados por una potente embarcación de narcotraficantes; pero, al punto  de acabar de redactar esta primera oración, se me ocurre que quizás debiera rectificar: haber escrito “a una inmensa minoría” -como dijo el poeta-, pues eso de las mayorías suena mucho a informes-Tezanos y, poco creyente en ellos, sospecho que lo que de verdad caracteriza a una gran parte de nuestra sociedad es, tristemente, la indiferencia. Ojalá esté equivocado.

corresponde al ser humano Decidir si se convierte en alimento del algoritmo

INTELIGENCIA ARTIFICIAL ¿APOCALÍPTICOS O INTEGRADOS?

Fidel Garcia Martínez. En pleno siglo XX con la irrupción de las tecnologías de Información y Comunicación el semiólogo italiano Umberto Eco, publicó un ensayo en el que analizaba las respuestas de la sociedad: unos eran los apocalípticos que veían un desastre de estas tecnologías especialmente en la enseñanza y en los medios de comunicación social, especialmente el periodismo como se conocía en España  desde los tiempos de Larra. Los integrados aceptaban de muy buen grado las TIC, porque suponían  democratización y una enseñanza más activa y  participativa.

Todos y nadie; Sindicatos agrarios, Vox y PP tratan de hacerse con el control de un movimiento real

¿Quién lidera la revuelta del campo?

Luis Losada Pescador. Las derrotas siempre son huérfanas y las victorias tienen muchos padres. El éxito de la tractorada ha disparado la pregunta: ¿esto de dónde sale? Fácil: de la calle. El sector primario está agonizando desde hace décadas. La Política Agraria Comunitaria amortiguó la crisis. Pero el presupuesto europeo para el campo es cada vez más pequeño. Y al tiempo, las exigencias fitosanitarias son tan crecientes como la apertura al comercio de terceros países. Europa está estrangulada entre asegurar la producción autóctona por seguridad alimentaria y por evitar la desertización del territorio. En paralelo, quiere facilitar el comercio de terceros países para evitar la bomba migratoria. Y además, las exigencias medioambientales y la llamada emergencia climática. Un cóctel de difícil digestión.