Home

Diario YA


 

Errores HTTP

Quienes alguna vez hayan gestionado una página web saben que nunca está terminada por completo. Se hace necesario actualizar constantemente e ir implementando cambios poco a poco para mejorarla. Más temprano que tarde, en uno de esos cambios parece que nuestra web deja de funcionar y nos aparece un mensaje: HTTP Server Error 500.
En ese momento nos preguntamos qué es un error 500 y por qué mi página web no se carga. Pues bien, lo que nos está indicando este mensaje es que se ha producido un error en el servidor que impide cargar la página o el recurso solicitado.
El origen del error suele provenir en la mayoría de las ocasiones de pequeños fallos en el código de la web, que se producen al realizar modificaciones de las plantillas o en el momento de actualizar un plugin en el caso de que utilicemos un CMS como WordPress.
En la compañía de hosting Webempresa conocen de sobra esa situación en la que las personas menos experimentadas en desarrollo web se asustan al recibir el mensaje de error 500. Así que, en sus más de 20 años de experiencia, han desarrollado todo tipo de tutoriales y ayudas para que este tipo de errores no supongan un problema serio.

¿Qué causa el error 500?
Aparte de por modificaciones defectuosas encontramos una serie de motivos muy comunes que suelen devolver estos errores HTTP. Desde los permisos mal establecidos en las carpetas o archivos hasta bloqueos de IP, así como, errores en el código PHP o con sus versiones.
Por su parte suele haber problemas con el archivo htaccess que se utiliza para gestionar las políticas de acceso a los directorios con seguridad. Si este archivo no está bien configurado o está vacío es posible que no se muestren determinadas páginas.

Solucionar el Error 500
Como siempre, la mejor solución siempre es la prevención. Así pues, antes de realizar cualquier cambio —por pequeño que sea— en nuestra página web, conviene hacer una copia de seguridad que permita recuperar nuestro sitio en el caso de que algo salga mal.
Una solución simple puede ser dar un pasito hacia atrás y comprobar si todo vuelve a la normalidad. Esto quiere decir que basta con deshacer los últimos cambios o en su caso desinstalar el último plugin instalado y volver a cargar la página.
En cualquier caso, este tipo de errores no suelen ser muy complejos de solucionar, así que antes de proceder a restaurar la página por completo vale la pena intentar repararlo. La clave está en encontrar la fuente que produce el error.

Fichero de errores
Cada vez que se produce uno de estos errores, quedan automáticamente registrados en un fichero que se almacena en la carpeta raíz donde está alojada la página web. Se trata del fichero error_log que debemos explorar en busca del problema que impide la carga de la página o recurso.
 
A modo de resumen, podemos decir que los Errores HTTP, en concreto el error 500, son algo a lo que tarde o temprano tenemos que enfrentarnos al desarrollar una web. Por lo general son errores comunes y recurrentes que podremos solucionar fácilmente siguiendo las pautas que nos dan los profesionales.

Errores HTTP