Home

Diario YA


 

Los peligros de la chatarra electrónica

El progreso tecnológico es imparable desde hace varias décadas a nivel mundial. En los últimos años está tomando un cariz más consumista ya que la bajada de precios de muchos productos y la potenciación de muchas características técnicas de los mismos, hace que sean sustituidos con mayor asiduidad la gran mayoría, sin que estos completen su vida útil o estén medianamente amortizados.
Cuando se adquiere algo tecnológico nuevo, el usuario suele desprenderse del modelo electrónico al que viene a sustituir, generando así la llamada basura electrónica o e-waste. Lo que podría parecer una simple acción de compra y sustitución se convierte en un problema serio para el medio ambiente, debido a la gran parte de componentes nocivos que estos aparatos tecnológicos traen en sus mecanismos y al volumen infinito de estas operaciones a nivel mundial. Materiales con altos problemas para ser eliminados y que, de no ser desechados correctamente, pueden afectar a la salubridad humana y a la variación de numerosos ecosistemas que desemboque en la desaparición de fauna y flora autóctona de la zona en cuestión.
En este sentido el casino online Betway ha realizado un análisis exhaustivo sobre los datos de chatarra electrónica generada en los últimos años, dejando información curiosa a la par que preocupante para un futuro cercano.
En 2017 se generaron un total de 44,7 millones de toneladas de e-waste, peso equivalente al pesto de 4,5 mil Torres Eiffel. Sin duda una barbaridad que las previsiones auguran que siga creciendo en los próximos años. Se estima que llegando al 2060 si no se han tomado medidas drásticas para paliar esta situación, se generen 120 millones de toneladas de chatarra electrónica, el triple que actualmente.
Estos desechos se deben llevar a recintos especializados para su reciclaje produciendo el menor daño posible al medio ambiente, ya que actualmente solo el 20% de todo este material obsoleto se recicla de manera correcta. El objetivo para las próximas décadas es que la totalidad de todos estos desechos se eliminen de esta variante idónea, pero para ello, todas las personas a nivel mundial deben concienciarse de este problema para intentar que no se agrave más en el tiempo.